Los bolígrafos rojos dejan su marca


Cuando los correctores sacan sus bolígrafos rojos, su propósito principal es eliminar cualquier error que pueda dificultar la comprensión o desviar la idea que recibe el lector. Un aspecto de esta tarea es una cierta economía de correcciones: un corrector debe dedicar su tiempo a los cambios justificados. Estos cambios tienen que ver con errores […]

Etiquetado con: