TEMAS DEL BLOG

BUSCAR

NUESTRO BLOG EN OTROS IDIOMAS

Social

Academia Peruana de la Lengua

Al igual que el resto de las academias de la lengua de cada una de las variedades de español que se hablan en la comunidad hispanohablante, la Academia Peruana de la Lengua ha mantenido relaciones intelectuales con la Asociación de Academias de la Lengua Española y con la Real Academia Española en un verdadero trabajo en equipo. Asimismo, ha sido la referencia de consulta permanente de las más altas casas de estudio peruanas y de la organización política del país en lo que atañe a las normas lingüísticas.

Eventos internacionales

Entre otros encuentros celebrados en conjunto con la Asociación de Academias de la Lengua Española, es de destacar el simposio “La influencia de las lenguas indígenas en el español hablado en Perú”, desarrollado del 28 de febrero al 1.˚ de marzo de 2008. Los organizadores fueron: Universitat de València, Universidad Ricardo Palma, Cátedra UNESCO para la lectura y escritura en América Latina (Sede Perú), la Academia Peruana de la Lengua, el Centro de Investigación Lingüística Aplicada (Universidad Nacional Mayor de San Marcos) e Instituto de Investigaciones Lingüísticas (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

En este simposio se analizó en detalle la relación que han tenido las lenguas indígenas originarias de la zona con la lengua introducida por los conquistadores europeos: el español.

Gracias a las disertaciones sobre este tema, se hizo evidente que el español que se habla hoy en Perú muestra una fuerte influencia de las lenguas vernáculas.

El Diccionario de Peruanismos

Además de la variada labor realizada en conjunto con la Asociación de Academias de la Lengua Española, es de destacar el “Diccionario de Peruanismos, el habla castellana del Perú”, de Juan Álvarez Vita.

Algunos ejemplos de “peruanismos” o expresiones propias de la variante del español hablado en Perú son:

–    A la tela: (adv.) vestir elegante.
A ese lugar debes ir a la tela; de lo contrario, no podrás entrar.

–    Agachados: restaurantes económicos muy populosos. Se los denomina así porque no hay sillas disponibles y los comensales comen en cuclillas.
Tenía poca plata, pero comí algo en los agachados.

–    Cayetano: experiencia de vida.
Te falta cayetano.

–    Hacer la taba: acompañar.
Te hago la taba hasta la casa de tu amiga.

–    Jama: comida.
Buena jama.

–    Maldito: excelente.
Esta foto está maldita, la pondré en un marco.

–    Pollo/cabeza de pollo: con baja resistencia al alcohol.
No le des nada a Mirta, porque es polla.

–    Quinsearse: equivocarse.
Mi amigo se quinseó de calle y se perdió.

–    Servilleta: trabajadora doméstica.
Trabajar como servilleta.

–    Unas aguas: bebidas alcohólicas.
¿Tomamos unas aguas?

–    Zapallo: astuto.
Este muchacho es un zapallo: está en todas.

 

Ante cualquier mal entendido, habrá que consultar una fuente de información confiable, como este diccionario, ya que la misma expresión en otro país puede tener un sentido muy diferente o, incluso, opuesto.