Lenguas armenias: rama independiente de la familia indoeuropea

Cuando comenzó el estudio del armenio en el siglo XIX, se creía que el armenio provenía del iranio, error producto del vasto número de préstamos del iranio. Pero estudios posteriores demostraron que el armenio era una rama independiente de la familia indoeuropea. Según el historiador Herodoto, el armenio era una variedad del frigio, aunque los escasos conocimientos sobre esta última lengua no permiten hacer ninguna aseveración al respecto.

Hablan armenio unos 5 millones de personas en Armenia, Georgia, la Federación Rusa y algunos países del Medio Oriente, como Líbano y Turquía. Como según la región se habla un armenio un tanto diferente, se denomina a las variantes armenio “occidental” u “oriental”, pero son recíprocamente inteligibles.

La base dialectal del armenio oriental es el dialecto de Ararat, mientras que la del armenio occidental es el dialecto de la Polis (Constantinopla). Dentro de la variante oriental hay un numeroso y complejo grupo de dialectos, cuya cifra supera la cincuentena. Algunos de estos dialectos son ininteligibles entre sí. La otra variante del lenguaje, la occidental, todavía es usada por pequeñas comunidades presentes en Turquía y por grupos de emigrantes en varios países del mundo. La zona en la que se habla la variante oriental comprende la República de Armenia (es su lengua oficial) y un pequeño enclave lingüístico en el noroeste de Irán.

Para escribir armenio se sigue usando el alfabeto armenio inventado por Mesrop Mashtots hacia el año 400 d.C. Solamente se añadieron dos letras en el siglo XX.

Desde el punto de vista gramatical, las formas antiguas del armenio tuvieron mucho en común con las del griego, pero con el paso de los siglos y la proximidad geográfica, el armenio moderno ha recibido mayor influencia del turco (por ejemplo, la existencia de las posposiciones en lugar de las preposiciones).

No hay género gramatical y existen siete casos: nominativo, genitivo, dativo, acusativo, ablativo, instrumental y locativo.

El verbo tiene cuatro modos: indicativo, optativo, condicional-subjuntivo e imperativo.

Mientras que el armenio antiguo era semejante al antiguo griego, el armenio moderno es tipológicamente más cercano al turco por la declinación aglutinante, el uso de sufijos para indicar posesión, el empleo de formas pasivas y causativas para todos los verbos y el uso de posposiciones en lugar de preposiciones.

Etiquetado con: