Traducción resumida

El objetivo de una traducción resumida es, por lo general, permitir al lector comprender los puntos clave del documento original. No es una traducción palabra por palabra del original.
Se puede utilizar, por ejemplo, para las transacciones de fusión y adquisición o para los descubrimientos en demandas judiciales. A menudo, esto involucra grandes volúmenes de material que debe ser examinado para obtener relevancia; si se encuentra que un documento es irrelevante, entonces no hay necesidad de una traducción completa. En estos casos, la traducción resumida es la opción más rentable.

Las traducciones resumidas también pueden ser beneficiosas en situaciones donde el tiempo de entrega es muy corto. Un traductor profesional leerá todo el documento para evaluar los puntos más importantes. Entonces el documento se resume y traduce hacia la lengua de destino. Esto proporcionará al lector el conocimiento básico y esencial del contexto.
Aunque la traducción resumida no es ideal para ser publicada o distribuida, puede cumplir con las necesidades específicas dentro de una situación específica.

También se conoce a la traducción resumida como traducción “esencial” o traducción preliminar. Sin embargo, estos términos no están estandarizados dentro de la industria de la traducción.
Algunas agencias de traducción pueden tomar la traducción esencial como que fuera simplemente una traducción automática. Para otras, una traducción preliminar puede ser un borrador; es decir, cuando el documento es traducido en primer lugar por el traductor: una revisión por parte del editor y del revisor no se ha realizado aún.
Debe tenerse en cuenta que este tipo de traducciones por lo general, se hacen para uso interno y no para ser publicadas.

 

Para obtener más información sobre la traducción resumida o para discutir su situación específica, y saber si la traducción resumida es adecuada para usted, comuníquese con nosotros.

Etiquetado con:
?>