Categories

Chercher

Autres Langues

Social

La traducción «sin confianza»

trust-768x512

Menos ahora es mejor en el mundo de las cadenas de bloques

Las tecnologías de cadenas de bloques, o blockchains, las NFT y las criptomonedas dominan los titulares de noticias hoy más que nunca. Como pasa con cualquier movimiento o tendencia nuevos, surgen términos y nomenclaturas inéditos que se hacen corrientes de a poco.  Es normal contar con un conjunto nuevo de términos técnicos y siglas cuando surgen nuevas tendencias o industrias. En cuanto que compañía de traducciones que trabaja a diario con estos nuevos términos para nuestros clientes, es importante para nosotros identificar dichos términos y tecnicismos con precisión y encontrar las traducciones correctas, muchas veces en más de un centenar de lenguas distintas. Mientras que no se trata de una tarea sencilla, estamos acostumbrados a ella, ya que trabajamos en varios procesos verticales de la industria.

Sin embargo, de vez en cuando, nos sorprende ver cómo una industria puede redefinir una palabra corriente y usarla de una manera completamente distinta. Es parecido a cómo Apple nos hizo dudar del uso de las palabras «Think Different» (en lugar de «Think Differently»): la industria de las cadenas de bloques ahora redefine los usos de ciertos términos de uso corriente.  Más allá de billeteras duras o billeteras blandas, o incluso más allá de bitcoin, lo que nos llamó la atención en una reunión de revisión de calidad fue la palabra trustless (literalmente «sin confianza»).

Hemos comenzado a ver muchos de nuestros clientes, de los que se dedican a la industria de las cadenas de bloques, describir su tecnología como trustless en títulos de marketing. Al principio creíamos que se trataba de un error de edición. Luego hicimos una búsqueda en todas las traducciones de nuestros clientes de la industria para ver si este supuesto error se repetía en otros textos y en otras lenguas.  Pronto nos dimos cuenta de que estas palabras relacionadas con la desconfianza se usaban correctamente y a propósito en los textos de estas compañías. Resulta que, en este caso, la desconfianza no solo era algo positivo, sino que podría decirse que es un objetivo ideal.

Dada la importancia del uso de esta palabra, inicié mi propia investigación sobre el tema, ya que este impactaba en textos de varias lenguas y en textos para distintos públicos meta de todo el mundo.

¿Cómo puede verse la desconfianza como algo positivo? En nuestro mundo, confianza es una palabra que solo lleva connotaciones positivas, y una de ellas señala una construcción humana que es necesaria para el funcionamiento de nuestra sociedad. Confiamos en que los bancos no van a robar nuestros depósitos, en que nuestra comida no está envenenada, en que nuestros coches son seguros y en que nuestras traducciones son precisas y fieles.  Entonces, la idea opuesta, la de la desconfianza, debería ser negativa en todas sus acepciones.

La mayoría de las compañías trabajan durante toda su existencia para inspirar confianza en sus productos y servicios, como también lo hace la gente con sus atributos personales. Lo último que quiere una compañía es albergar la desconfianza.

El diccionario Merriam-Webster define la voz inglesa trustless como algo que «no merece confianza: sin fe; desconfiado».

Ahora imagina algo tan inherentemente solido o fiel que no requiere ni siquiera pensar en la confianza. Todos los días puedes caminar en el jardín de tu casa sabiendo que el suelo te va a sostener. No dudas de la solidez del suelo. Ni siquiera tienes que involucrar la idea de la confianza: sabes que es así. No tienes que confiar en que una bella puesta de sol es real o no: solamente sabes que es verdadera.  No confías en que uno más uno es dos, sino que sabes que lo es. Tampoco tienes que preguntarte si la sonrisa de un recién nacido es sincera o no.

Bueno, así es como las compañías que se dedican a las cadenas de bloques usan la idea de la desconfianza. Es decir, no se necesita confiar porque estas cosas son confiables por sí solas. No hace falta que ellas se ganen tu confianza. No hace falta confiar en bancos o gestores cuando no los hay.  La meta de los proyectos de cadenas de bloques puramente descentralizados es crear sistemas que no requieren de la confianza, ya que el sistema las verifica sin inclinaciones hacía alguna cosa y sin intervenciones humanas.

Ahora bien, todavía está por verse si estas compañías o proyectos pueden alcanzar esta meta. Sin embargo, esta meta de llegar a lo trustless, a la desconfianza, me resulta interesante y me hace pensar en la palabra «trust» que es una parte central del nombre de nuestra empresa. No preveo cambiar el nombre de la compañía en un futuro cercano, pero de verdad me da una apreciación renovada de nuestra empresa y de la complejidad que incumbe dar un servicio fidedigno a nuestros clientes.

 

Foto de Dave Lowe en Unsplash.