Archivos InDesign con Trados

Muchas son las exigencias que un cliente puede poner sobre una agencia a la hora de solicitar la traducción de un texto: desde respetar el estilo de una traducción, pasando por seguir un determinado glosario de terminología, hasta trabajar en el diseño (o «layout») de un archivo. Para esta tarea, es necesario contar con un buen equipo de Desktop Publishing (DTP) que esté preparado para poder entregar una traducción en el mismo formato en el que fue entregado originalmente por el cliente. Por ejemplo, si el cliente tiene un archivo de InDesign, entonces la agencia tiene que estar capacitada para devolver una traducción en un formato de InDesign. Esto es lo que normalmente ocurre con manuales de productos, folletos y documentos con gran volumen de texto e imágenes.

Si bien ya mencionamos que para esta tarea es necesario contar con un buen equipo de diseño, también resulta fundamental poder facilitarle la tarea a este equipo de modo que se pueda lograr conversión de los archivos. ¿Como podemos ayudar al equipo de DTP? Buscando recursos que usen Trados, en sus diferentes versiones. Es indispensable el uso de Trados para este tipo de  trabajos, ya que Trados es compatible con Adobe InDesign. Los archivos. indd pueden convertirse a un formato intermedio (formato de extensión .inx) que, a su vez, pueden abrirse con Tag Editor para traducirse con Trados.

De esta forma, al utilizar un recurso con Trados, se garantiza la posibilidad de aprovechar las repeticiones de un archivo, siempre que existan repeticiones (los manuales con gran volumen de texto, por lo general, suelen tener una gran cantidad de repeticiones). Esto permite optimizar factores como la consistencia del texto y acelerar los tiempos de entrega. Pero, por sobre todas las cosas, un manual traducido con Trados permite que la conversión a su formato original también sea más rápida y fácil.

El uso de Trados es indispensable para recrear archivos InDesign, pero no es determinante. Por supuesto, se puede recrear un archivo sin la necesidad tener a disposición los archivos .inx. Sin embargo, esto siempre resulta más costoso. Para recrear un archivo sin los documentos originales hace falta mucho tiempo y recursos que puedan hacerlo. Esto, casi siempre, se traduce en más horas de trabajo y más dinero, lo que suele ser un impedimento para los clientes a la hora de contratar un servicio de traducción.

 

Etiquetado con:
?>