Interpretación Remota por Video (VRI)

Home » Servicios » Interpretación Remota por Video (VRI)

Interpretación Remota por Video (VRI)

La Interpretación Remota por Video se convirtió en una modalidad popular gracias a los avances tecnológicos que permitieron a los intérpretes brindar servicios en tiempo real de manera remota, ya sea desde un centro de llamadas o directamente desde su propio hogar. Sin embargo, esta adaptación requiere la utilización de un equipo especial, es decir, un auricular y una cámara de video, y que la tarea se realice en un espacio relativamente privado y tranquilo, sin necesidad de que sea un estudio de última generación.
Las primeras necesidades de VRI estaban asociadas con el suministro de asistencia para la interpretación del lenguaje de señas (como ASL, el más popular en los EE. UU.), que permitía a las personas con discapacidad auditiva comunicarse con otras ubicadas en el mismo lugar o de forma remota a través de videoconferencia.

Avancemos Hasta Hoy

Igualmente, la oferta de servicios de interpretación remota por video experimentó un crecimiento exponencial al comienzo de la pandemia de COVID-19, cuando todo el mundo se encontró confinado con la repentina necesidad urgente de comunicarse y trabajar de forma remota.

El rol anterior existente de los puentes de conferencia fue reemplazado rápidamente por el uso de mejores plataformas, que ofrecen más funciones para tratar de preservar la productividad en los equipos que lucharon por adaptarse a la llamada “nueva normalidad”.

Fue entonces cuando el concepto limitado de los primeros días fue reemplazado rápidamente por uno más amplio, que comenzó a incluir intérpretes que trabajaban de manera remota, en cualquier combinación de idiomas, y no siempre con la necesidad de ser vistos en una cámara de video (como suele ser el caso de los seminarios web).

¿Interpretación Remota Simultánea o Consecutiva?

Además del uso predominante de la VRI para brindar servicios de interpretación de lenguaje de señas (como la ASL VRI), las dos opciones principales de brindar el servicio para otras combinaciones de idiomas se hicieron posibles en modo remoto.

Ya sea que se use en la “nueva normalidad” o en nuestra “próxima normalidad”, la interpretación remota simultánea (RSI) se ha convertido en un capítulo completamente nuevo. La Interpretación Remota Simultánea se ha convertido en una tendencia no solo para las instituciones educativas (que ofrecen seminarios web e imparten programas completos de manera remota), sino también para las empresas de todos los mercados verticales, con la necesidad de garantizar una incorporación y capacitación continua y fluida para los empleados de todos los niveles a escala global.

La otra cara de la moneda, la Interpretación Remota Consecutiva, también ha llegado para quedarse, debido a que ha demostrado su utilidad para cubrir diferentes tipos de necesidades, como audiencias y declaraciones, entrevistas, grupos de discusión, etc.

¿Es Obligatorio el Video?

Impulsada por la pandemia, se está escribiendo mucha literatura sobre los diferentes aspectos psicosociológicos de la comunicación remota. Digamos que la VRI suele ser el tipo de servicio más adecuado.

Dejando de lado su relevancia para los servicios de lengua de señas, se ha comprobado que la comunicación por video facilita el proceso. Los intérpretes presenciales siempre han subrayado la importancia de poder mirar a la persona a la que le prestan el servicio, y lo mismo se aplica a la interpretación a distancia. El lenguaje corporal, así como el tono y todo el ambiente que se percibe a lo largo de una tarea, juegan un papel importante para lograr una calidad superior y crear la empatía necesaria entre los participantes.

Tecnología y Equipo

Hay toda una gama de plataformas que se pueden utilizar para proporcionar la VRI. Existen adelantos patentados basados en redes seguras y encriptadas que conectan a los usuarios con un intérprete calificado.

También existen soluciones listas para usar que están desarrollando nuevas características continuamente, con una alta competencia en un mercado que fomenta la innovación. Plataformas como Zoom, Teams, Google Meet, Cisco WebEx, GoToMeeting, etc., ofrecen diferentes alternativas a diferentes precios.

Los intérpretes deben preocuparse principalmente por tener una buena conexión de banda ancha a Internet, un entorno tranquilo y cómodos auriculares de buena calidad para realizar el trabajo. Los equipos más sofisticados incluyen dispositivos para comunicarse con el resto del equipo de interpretación, en caso de que necesiten coordinar de cerca la prestación del servicio.

La “conveniencia” vino a reemplazar a la “P” de “lugar (Place)” dentro de las 4 P del marketing tradicional. Y la conveniencia puede ser proporcionada por una computadora, tableta o incluso un teléfono inteligente en caso de emergencia.

¿Sabía usted que…?
Video remote interpretation can cut interpretation costs by over half.
¿Sabía usted que…?
About 75% of U.S. hospitals now use telehealth and telemedicine options.
¿Sabía usted que…?
Video remote interpretation enables 24/7 support for clients.
¿Sabía usted que…?
Trusted Translations is a partner of Massachusetts General Hospital.
¿Sabía usted que…?

Más Accesible y Menos Riesgoso

En cualquier caso, las necesidades técnicas distan mucho de la antigua infraestructura más sofisticada requerida para este tipo de servicio. Esto ciertamente tiene un impacto en la reducción de costos, lo que lo hace cada día más accesible.

Esto se debe no solo a los equipos, sino también a la reducción de todos los gastos adicionales, como viajes, estacionamiento, comidas, desplazamientos, entre otros, por lo que el trabajo de los intérpretes es mucho más eficiente.

La COVID-19 nos hizo comprender la importancia del distanciamiento social. Sin que nos demos cuenta, la VRI permitió el distanciamiento social mucho antes de que el concepto se pusiera de moda. Se conservan las ventajas de trabajar con un intérprete presencial mientras que a menudo aumenta la productividad y se mantiene la seguridad de la salud.

Disponibilidad a Pedido

Aunque todavía se usa con más frecuencia la reserva convencional de intérpretes, la posibilidad de la VRI a pedido proporciona un nivel adicional de flexibilidad y beneficios. Esto significa que los clientes pueden cubrir las necesidades de emergencia de un intérprete en unos pocos minutos, sin necesidad de esperar a que los Administradores de calendario envíen a alguien, y sin necesidad de enfrentar el inevitable tiempo de espera de los desplazamientos y la posible frustración que genera la ausencia.

Sin embargo, la flexibilidad no debe confundirse con la posibilidad de que los intérpretes salten siempre de una tarea a otra. Es posible que los intérpretes necesiten tomarse un descanso, se preparen para el próximo trabajo, participen en “sesiones de gimnasia”, se queden trabajando más allá de la hora estipulada debido a una sesión de preguntas y respuestas prolongada y otras situaciones. Es por esto que tradicionalmente se cotiza el servicio por un mínimo de dos horas, o incluso media jornada o jornada completa.

Cumplimiento con los Mercados Verticales más Estrictos

El sector legal y el de la salud pueden sonar como mercados verticales potencialmente difíciles para la implementación de la VRI. Sin embargo, todavía es posible el pleno cumplimiento de las políticas de seguridad y privacidad. Por ejemplo, los intérpretes utilizados en un contexto de atención médica cumplirán los estándares de la HIPAA de la misma manera que si realizaran el trabajo de forma presencial. Los intérpretes jurídicos ciertamente pueden estar certificados por el tribunal, al igual que para las asignaciones presenciales. Podemos asegurarle que la VRI es compatible con los mercados verticales.