Se cierra otra brecha idiomática

Durante siglos, los humanos han prestado atención a sus compañeros caninos e intentaron descifrar exactamente qué podrían significar los ladridos y gruñidos. En general, simplemente se trata de “tengo hambre” o “quiero salir”. Sin embargo, los corajudos japoneses han resuelto el problema definitivamente.

Les presento Bowlingual Voice.

Según dice, traduce los ladridos de su perro a un idioma humano, aunque por ahora se trate solamente del japonés. Próximamente traducirá al inglés y, esperemos, en otros idiomas. Entonces, estén atentos a esta maravillosa idea para su mejor amigo, ya sea humano o canino.

Etiquetado con:
?>