Traducir recetas de cocina

 Para poder traducir una receta, es necesario contar con una fuente de información de buena calidad y confiable a la cual podamos acudir en busca del vocabulario adecuado y de las traducciones de términos gastronómicos que sean fieles a lo que se utiliza en cada idioma, país o región.

Algunos términos, en general, varían dentro de un mismo idioma, como por ejemplo:

Palta vs. aguacate, frutilla vs. fresa, piña vs. ananá, banana vs. plátano vs. guineo, maní vs. cacahuate, durazno vs. melocotón, pomelo vs. toronja, papa vs. patata, choclo vs. millo v.s maíz vs. elote, torta vs. pastel vs. tarta vs. bizcocho, pochoclo vs. pororó vs. palomitas o rosetas de maíz, gaseosa vs. refresco o soda.

Además de la comida, también encontramos ciertas palabras dentro de la jerga del arte culinario que sufren diferencias en un mismo idioma. Entre ellas, podemos mencionar:  mozo vs garzón vs mesero y heladera vs refrigerador vs nevera.

Por esta razón, es de suma importancia a la hora de traducir y localizar recetas o textos relacionados al arte culinario, asegurarnos de que el cliente nos aclare exactamente a qué tipo de público está apuntado y a qué país o zona viven ya que existen incontables formas de denominar un mismo producto incluso dentro de un mismo idioma.

Existen muchas bases de datos y sitios en internet especialmente dedicadas a brindar información de este tipo. Cocineros, amantes de la cocina, chefs y aficionados suelen formar parte de foros culinarios en donde existen tópicos nuevos todos los días. Resulta muy útil al traducir una receta, acudir a estos sitios, blogs o foros administrados por expertos en el tema para no entregar al cliente una traducción que pueda resultar confusa para el lector.

Etiquetado con: