AMC proporcionará subtítulos para las personas con pérdida de audición y esto también ayudará a las personas que no hablan inglés

Los principales medios de comunicación informaron recientemente que AMC proporcionará subtítulos abiertos (open captions) en más de doscientas de sus salas de cine. Los subtítulos abiertos son texto para personas con pérdida total o parcial de audición que se muestran en la pantalla para que lo vean todos los espectadores; proporciona no solo diálogos, sino también efectos de sonido y descripciones de la música.

Actualmente, los espectadores con pérdida de audición tienen un par de herramientas de accesibilidad disponibles en muchos cines, en los que se puede pedir acceso a los subtítulos.

Algunos cines ofrecen un espejo que cabe en el portavasos. El espejo refleja leyendas que se proyectan al revés sobre la pared trasera de la sala. Otros ofrecen soportes con subtítulos, que son pequeñas pantallas LED que también caben en el portavasos. Esto suena mejor que el espejo, pero no es tan confiable. En muchas ocasiones, los soportes han presentado un ligero retraso en relación con lo que está sucediendo en la pantalla. Y, si algo sale mal, el espectador debe pedirle ayuda al personal. Esto no solo es molesto, sino que también reduce el tiempo de visualización de películas. En ambos casos, las palabras no aparecen en la pantalla de la película.

La medida que está tomando AMC simplifica la experiencia de ir al cine para las personas con pérdida de audición. En lugar de investigar o pedir soportes o espejos para los subtítulos, los espectadores solo tienen que averiguar qué proyecciones de una película en particular tienen subtítulos abiertos.

Y esta puede ser una jugada comercial brillante para AMC, porque no solo ayuda a las personas con pérdida de audición. Esta es una tecnología que sirve para todos y llega en un momento en que los cines necesitan volver a atraer clientes. Durante la pandemia, la mayoría de nosotros nos acostumbramos a ver películas en nuestros hogares y, debido a una variedad de razones, muchos de nosotros comenzamos a usar subtítulos y subtítulos ocultos (closed captions) de forma regular. Es más, muchos espectadores también eligen ver videos en redes sociales con subtítulos automáticos. Incluso se podría decir que este cambio es solo una forma de ponerse al día.

Con esta funcionalidad adicional, AMC también está ampliando su mercado para incluir a las personas con capacidades limitadas en lengua inglesa. Es común que los hablantes de inglés no nativos usen subtítulos para comprender mejor los diálogos. Las personas provenientes de países de habla hispana, recién llegadas a Estados Unidos, por ejemplo, pueden sacar provecho de los subtítulos. Conforme se acostumbran a oír y entender una lengua nueva, los subtítulos pueden reforzar el aprendizaje del vocabulario.

Como las películas hoy en día abarcan un público que está más allá de las fronteras de sus países de origen, como Squid Game, por ejemplo, las productoras y los cines podrán proyectar películas con subtítulos en cualquier sala, no solo en los nichos de cinéfilos. Si además se trata de subtítulos abiertos, los cines tendrán aún más formas de recuperar clientes. Es decir, si los subtítulos incluyen descripciones de sonidos de fondo, etc., pueden servir tanto para el público extranjero como para personas con pérdida auditiva. De cualquier manera, la accesibilidad es el camino a seguir.

Al final de cuentas, este desarrollo es un gran paso adelante para hacer que las películas accesibles sean más fáciles de encontrar. AMC, siendo la cadena más grande del país, ha llevado el concepto de los subtítulos a la corriente comercial principal y va más allá de lo que exigen las normas vigentes. Eso significa que otras cadenas de cines no tardarán mucho en hacer lo mismo. Proporcionar este servicio no requiere ninguna inversión adicional en infraestructura o equipos, por lo que incluso las cadenas más pequeñas y las salas independientes podrán adoptarlo fácilmente. Tendrán que tener en cuenta que, luego de la pandemia, la audiencia que prefiere subtítulos es más grande que nunca. ¿Vamos al cine?

Etiquetado con: