EL BLOG DE TRUSTED TRANSLATIONS

BÚSQUEDA

EL BLOG EN OTROS IDIOMAS

Redes sociales

¿Un par de anteojos puede ayudarnos a entendernos mejor?

glasses

Si pudieras transportarte al año 1990 en una máquina del tiempo y le preguntaras a una persona cualquiera qué tipo de tecnología tendríamos disponible en el 2022, esta persona enumeraría autos voladores, robots domésticos y computadoras en miniatura. Si bien el mundo moderno no es un ambiente brillante y cromado, la tecnología que tenemos no está lejos de las predicciones del siglo XX. Con la llegada de los teléfonos móviles y los relojes inteligentes, el reconocimiento facial y de voz y más formas de conectarse socialmente que nunca antes, la tecnología, tal como la conocemos, avanza cada vez más, incluso en el mundo de las traducciones.

Cuando fue lanzado por primera vez en 2006, Google Translate era innovador en su fortaleza tecnológica, gracias a décadas de trabajo de parte de investigadores que utilizaban las computadoras para romper barreras lingüísticas. El uso de programas de traducción automática como Google Translate se difundió ampliamente cuando Internet se convirtió en una parte fundamental de nuestras vidas. Sin embargo, es importante mencionar que Google Translate no es el mejor servicio de traducción de la industria. La tecnología que utiliza Google Translate depende de redes neuronales artificiales para adivinar el contexto, la fluidez y la gramática de la lengua meta, dejando de lado la promesa de la exactitud, algo que solo un traductor humano como los nuestros puede garantizar.

Hace poco, en la conferencia anual de desarrolladores Google I/O, Google anunció el lanzamiento de una versión mejorada de un producto que no había tenido éxito: el Google Glass. Google Glass fue el intento por parte de Google de embutir todas las funciones de un teléfono inteligente en un par de anteojos inteligentes. Si bien este proyecto fracasó, Google reveló un nuevo objetivo, el de crear anteojos traductores. Los anteojos traductores utilizan la realidad aumentada para traducir una conversación en tiempo real. Básicamente, un angloparlante y un sinoparlante, por ejemplo, podrían tener una conversación entera con la ayuda de estos anteojos que traducen el diálogo y proyectan el texto traducido sobre los lentes para que el usuario lo lea.

Quizá te estés preguntando qué es la realidad aumentada y como difiere esta de la tecnología que utiliza Google Translate, ya que dijimos que Google Translate no es un servicio de traducción infalible. En términos simples, la realidad aumentada es cuando percibimos la realidad alterada por la tecnología. No debe confundirse con la realidad virtual, que te sitúa en un ambiente virtual totalmente nuevo. Entonces, los anteojos traductores de Google utilizan la realidad aumentada para registrar sonido y transformarlo en subtítulos para el diálogo verbal en la lengua meta.

Los anteojos traductores de Google han hecho furor en el mundo de la tecnología. Sin embargo, las limitaciones de los anteojos son muy reales y deben tenerse en cuenta. Además de los posibles errores de traducción, los anteojos pueden tener los mismos problemas que el gigante informático tuvo con Google Glass: la privacidad. A medida que la tecnología se vuelve más poderosa, las personas se preocupan cada vez más por su privacidad. ¿Pueden los anteojos espiar tus conversaciones? ¿Venden tus datos?

A pesar de que los anteojos traductores utilizan un método completamente distinto de traducción automática, no podemos esperar que estos anteojos lleguen al mercado en un futuro cercano; Google no ha anunciado ninguna fecha provisional y los anteojos todavía no han pasado la etapa de prototipo. Pero, hasta que Google pueda asegurar que la traducción de sus anteojos es confiable, podemos seguir ayudándote con tus necesidades de traducción y servicios de intérprete —y podemos asegurarte que nuestras traducciones serán precisas.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay