EL BLOG EN OTROS IDIOMAS

Blog de traducción
Blog di traduzione
Blog de traduction
Übersetzungsblog
Blog de tradução
Vertaal Blog
翻訳ブログ
Блог на тему перевода
翻译博客
مدونة الترجمة
번역 블로그

Árabe moderno estándar (AMS) vs. árabe clásico: Qué formato elegir para las traducciones del inglés al árabe y por qué

¿Sabías que hay más de 25 variedades distintas de árabe? ¿Cuál es la forma correcta de traducir al árabe? Hoy examinaremos dos de las categorías más importantes del árabe: el árabe estándar moderno (MSA) y el árabe clásico. También exploraremos cuál elegir para tus traducciones del inglés al árabe.

¿Qué es el árabe moderno estándar (MSA)?

El árabe moderno estándar (MSA, por su sigla en inglés), a veces denominado árabe moderno escrito (MWA), es una variedad de la lengua árabe que se utiliza principalmente en publicaciones escritas, como periódicos, publicaciones académicas y literarias, así como en contextos orales formales, como las noticias, el derecho, la radiodifusión y la diplomacia internacional. El MSA se desarrolló a lo largo de los siglos XIX y XX para proporcionar una lengua franca a los hablantes de lenguas árabes, que tenían (y siguen teniendo) ostensiblemente numerosos y complejos dialectos y variedades regionales.

En la actualidad, el árabe moderno estándar está reconocido como lengua oficial o cooficial en 24 Estados soberanos de Oriente Próximo y África, principalmente los miembros de la Liga Árabe. Es la variedad que se enseña en las escuelas, la principal variedad del árabe que aprenden los hablantes no nativos yuna de las seis lenguas oficiales de las Naciones Unidas. Aunque los hablantes nativos de árabe no hablan esta variedad más formal o literaria en la vida cotidiana, prefiriendo los dialectos regionales, es casi seguro que entenderán a alguien que la hable.

 Árabe moderno estándar vs. árabe clásico

¿Qué ocurre con el árabe clásico cuando se trata de traducciones? A veces llamado árabe culto, es la versión escrita del árabe utilizada en el Corán. Se trata de una forma estandarizada del árabe que data del siglo VII d.C. y que se utilizaba sobre todo en textos literarios (como la poesía o las primeras colecciones de Las mil y una noches) y en contextos religiosos. Hoy en día, el árabe clásico no se habla, aunque la mayoría de los árabes musulmanes que lo hablan están familiarizados con él, debido al estudio del Corán.

El desarrollo del árabe estándar moderno se basó en el árabe clásico. De hecho, estas dos formas del árabe son mutuamente inteligibles, y muchos hablantes nativos no establecen una distinción clara entre ambas, aunque los lingüistas sí lo hacen. Dicho esto, existen algunas diferencias clave entre el árabe moderno estándar y el árabe clásico.

  • Vocabulario: Algunos términos utilizados en el árabe clásico han quedado obsoletos. En cambio, el árabe moderno estándar contiene muchas más palabras prestadas de otras lenguas—como también muchas lenguas del mundo llevan préstamos del árabe—,así como vocabulario de tecnología moderna como teléfonos u ordenadores.
  • Gramática y sintaxis: El árabe estándar moderno tiende a simplificar o evitar la compleja sintaxis del árabe clásico. Por el contrario, el MSA sigue un orden de palabras más rígido que el árabe clásico.
  • Pronunciación y estilo: El árabe clásico fue codificado estrictamente por lingüistas de élite del siglo IX, por lo que textos como el Corán utilizan marcas llamadas diacríticos para guiar la pronunciación y la inflexión siguiendo reglas firmes. La pronunciación del MSA es más laxa y flexible.

Elegir un formato para las traducciones del inglés al árabe

La elección del árabe moderno estándar o del árabe clásico para tus traducciones dependerá del contexto.

En general, el árabe moderno estándar es la mejor opción para los negocios internacionales, la política, los medios de comunicación y la literatura: tanto los hablantes nativos de árabe como los no nativos lo entienden en todo el mundo y su vocabulario está adaptado a la tecnología de la vida moderna. También es más adecuado para situaciones en las que es crucial preservar el registro formal o literario del contenido, como contratos internacionales, libros publicados o noticiarios. Sin embargo, hay algunos casos en los que el árabe clásico puede encajar mejor. Por ejemplo, si traduces textos en árabe clásico o trabajas en un contexto litúrgico, esta puede ser la decisión más acertada.

Sin embargo, si tus necesidades de traducción del inglés al árabe implican conversación e interpretación con hablantes nativos de árabe en una región geográfica concreta, puede que necesites ir un paso más allá. Aunque es probable que tu público entienda a alguien que habla en MSA, este puede sonar rebuscado, demasiado formal o incluso gracioso. En su lugar, le recomendamos que trabajes con un traductor profesional experto en el dialecto árabe específico de esa región.