Artículo tomado de “World Affairs”: dejar que las lenguas mueran

El respetado lingüista John McWhorter, publicó un artículo acerca de la evolución del lenguaje en el próximo siglo. Trabajando con la idea que el 90% de las 6.000 lenguas del mundo no sobrevivirán para ser utilizadas en el año 2109, el Sr. McWhorter nos comenta por qué esto no es algo tan malo para él.
El principio para este argumento es que el deseo de mantener vivas y en uso estas lenguas remotas, como el recientemente extinto eyak, hablado en Alaska, no es más que el producto de motivos puramente estéticos. Básicamente, mantener una lengua viva no mantiene a una cultura viva; y una cultura no muera por completo cuanto su lengua se considera como muerta. El argumento es bastante contundente y el artículo ciertamente vale la pena leerlo.
Sin embargo, no estoy de acuerdo con algunas cosas que dijo. La primera es que reducir el deseo de preservar lenguas que van en camino a la extinción, no es precisamente un enfoque «estético». El Sr. McWhorter hace alusión a la idea que el imperialismo y el expansionismo son antepasados nefastos de la hegemonía actual del inglés en todo el mundo. Pero parecería que no aprecia lo crucial que es para la psique de las personas cuya lengua nativa no ha sido tradicionalmente el inglés. Aunque el hecho que el conocimiento del inglés prevalece en todo el mundo, no significa que existan miles de millones de posibles lectores de este blog; pero cuando se alcanza el punto de eliminar el idioma local tradicional (esto aplica a cualquier idioma dominante en una región, por supuesto), NO es simplemente un asunto de estética, sino otro ejemplo de la destrucción sin ningún fin de recursos indígenas a través de la filosofía de “podría ser correcto” (los dominamos culturalmente, por lo que deben abandonar todo lo que su cultura ha construido a través de los siglos).
Dicho esto, mi enfoque es un poco romántico; y una perspectiva más pragmática y realista, sería que unificar la comunicación global mediante la proliferación del inglés, beneficie a más personas en todo el mundo, y no que aísle a las que tienen barreras de lenguaje. Pero también creo que es muy cierto que el desarrollo de los idiomas a través de los siglos, es un reflejo del espíritu de un pueblo, al que no se puede hacer caso omiso con la noción de la estética.
Por el momento les dejo estos pensamientos… pero tengo la sensación que pronto regresaré con más.

Fuente:  World Affairs Article: Let Languages Die

Etiquetado con:
?>