EL BLOG DE TRUSTED TRANSLATIONS

BÚSQUEDA

EL BLOG EN OTROS IDIOMAS

Redes sociales

¿Hablas aranés?

La place centrale à Bossote en Val d'Aran -Espagne

Es muy probable que no hables aranés. De hecho, es muy probable que nunca hayas oído hablar del aranés. Esta es la lengua que hablan los habitantes de Valle de Arán, en los Pirineos.

La comarca de Valle de Arán, ubicada en la vertiente norte de los Pirineos, tiene una geografía única. Y, si bien la mayor parte de la vertiente norte se encuentra en Francia, este valle nevado y montañoso pertenece a la comunidad autónoma de Cataluña, en España. En este valle remoto habitan alrededor de 10 000 personas.

En una nota reciente de la BBC, Richard Collet echa un vistazo a la región. Algunos residentes de Valle de Arán afirmaron, sin vacilar, que ellos se identifican ante todo como araneses. Valle de Arán cuenta con un mayor grado de autonomía desde 1991. En 2010, el aranés fue reconocido como tercera lengua oficial de Cataluña.

La historia del aranés

El aranés es uno de varios dialectos del occitano. Prevalente durante la Edad Media, esta lengua romance floreció en el sur de Francia, en Mónaco y en distintas partes de Italia y España.

El occitano se entendía en toda Europa y los trovadores lo usaban en sus canciones y poesías. Algunos notables hablantes del occitano fueron el Ricardo I de Inglaterra (Ricardo Corazón de León) y su madre, Leonor de Aquitania.

El occitano era una lengua de las clases cultas de Europa, pero, en sus regiones principales, era la lengua dominante. A diferencia de otras lenguas, el occitano fue, y sigue siendo, formado por distintos dialectos, carente de una lengua estándar.

Con los años, los hablantes del occitano fueron cada vez menos, a medida que fue reemplazado por el francés, el español y otras lenguas. Todos los dialectos del occitano se consideran como lenguas en peligro de extinción hoy en día. Otros nombres que verás para referirse al occitano, particularmente en la historia, incluyen el provenzal y el limosín.

El catalán es un pariente cercano del occitano. El aranés forma parte del dialecto gascón del occitano y es la única lengua occitana con estatus oficial.

El aranés hoy

Las lenguas occitanas pueden estar en peligro de extinción, pero en Valle de Arán, el aranés persiste. Desde que fue reconocido como lengua oficial, se enseña en escuelas y se usa en letreros dentro de la comarca.

El estatus oficial le otorga cierto grado de protección al aranés. Los habitantes de Valle de Arán se aferran con orgullo a su herencia lingüística y producen información, literatura y entretenimiento en su lengua madre.

Algunos esparcen la lengua por todo el continente, como lo hicieron los trovadores de la Edad Media.

Aunque fuera un lugar remoto, Valle de Arán siempre tuvo contacto con otras lenguas, principalmente a través del comercio con Francia y España. El aislamiento no es la razón por la cual el aranés ha sobrevivido.

Los habitantes del valle siempre valoraron su autonomía. Si bien es parte de España, la comunidad bregó y negoció durante siglos por conservar sus fueros. No es sorprendente que también se aferraran a su lengua.

Alrededor del 40 % de los habitantes de Valle de Arán han logrado el triplete aranés: hablan, leen y escriben en esta lengua. No parece un alto número. Pero, viéndolos por separado, encontrarás que casi el 90 % entienden el aranés y más del 60 % lo hablan.

Mientras que el turismo y la inmigración contrarrestan la expansión e influencia naturales del aranés, la lengua permanece una parte de la cultura general.

Muchos hablan aranés en sus hogares, aunque usen el catalán o el español para comunicarse con los que vienen de afuera. Hablar aranés significa acceder a la cultura medieval que se conserva en los edificios y en las tradiciones del valle.

Algunos temen que la influencia de turistas y la necesidad de comunicarse con ellos hace que el aranés se acerque a la extinción. Otros creen que la lengua es mucho más resistente. Su estatus oficial significa que los niños aprenden la lengua en la escuela y esto en un paso importante para la conservación del aranés.

Aquellos que viven en Valle de Arán reconocen la importancia del legado de su lengua. Muchos son multilingües y hablan tres o cuatro lenguas. El aranés es la lengua del hogar, de la cultura y de la historia.

Que el aranés sobreviva o no recae sobre la voluntad colectiva y la memoria cultural. El estatus oficial tiene el poder de garantizar que la lengua no tendrá una muerte prematura. Si uno observa su historia, parece poco probable que los residentes de Valle de Arán dejen morir su lengua sin intentar salvarla.