¿Necesitas traducir tu blog?

En los últimos años, los blogs se han convertido en una manera popular de comunicar información personal y comercial con un público masivo en internet. Han hecho que transmitir información a un público global sea más fácil tanto para individuos como para compañías.

Sin embargo, un problema que enfrentan la mayoría de los bloggers, en especial los que tienen un público global, es la necesidad de traducir sus blogs para satisfacer las necesidades de su público meta. ¿Entonces, realmente necesitas traducir tu blog? Veamos.

Comprender la esencia de los blogs

Antes de ahondar en la cuestión de la necesidad de traducir un blog, repasemos las bases.

Un blog, abreviación de web log, es un sitio web informativo o un periódico online donde personas o compañías publican información en orden cronológico inverso. El blog más reciente aparece primero, en la parte de arriba.

Normalmente, cualquier persona puede utilizar un blog. Los blogs están abiertos para todos, incluso para los maestros, los analistas de mercados, los expertos en negocios, los médicos, los viajeros, los asesores de imagen y muchos más.

Los creadores de contenidos de blogs, conocidos como bloggers, utilizan los blogs para enseñar, difundir, inspirar, compartir experiencias personales y generar ingresos, según el tipo de blog que manejan. Los blogs también se utilizan en empresas para mejorar su rendimiento en motores de búsqueda y para atraer clientes.

Hay distintos tipos de blogs: personales, financieros, publicitarios, de reseñas comerciales, corporativos, de negocios, de viajes, de moda, etc.

Ahora que entendemos qué son los blogs, cómo se categorizan y cuáles son sus usos, veamos a quién le convendría traducir su blog y por qué.

Razones para traducir un blog

Si te estás preguntando si deberías o no traducir tu blog, aquí tienes las razones más frecuentes para hacerlo.

  • Tienes un sitio web multilingüe y este incluye un blog.
  • Tienes mucho tráfico de otros países y una alta tasa de rebote.
  • Tus competidores tienen blogs multilingües.
  • Estás dispuesto a invertir en una estrategia a largo plazo para obtener una buena renta.
  • Estás buscando crear y mantener un público global.
  • Estás buscando mejorar tu rendimiento SEO (lo que buscan la mayoría de los bloggers).
  • Quieres que tu blog sea más fácil de navegar y así incrementar el número de visitas.

Factores para tener en cuenta mientras traduces tu blog

Luego de pasar mucho tiempo y emplear muchos recursos en redactar tu blog original, sería una pena no aprovechar todo el potencial que ofrece traducirlo. Los siguientes son factores para tener en cuenta mientras traduces tu blog.

  1. Investigación

Antes de traducir tu blog, necesitas investigar a qué lenguas quieres traducirlo. Obviamente, hay miles de lenguas en el mundo, y no se puede traducir un blog a todas las lenguas. Entonces, es recomendable fijarte en aquellas regiones donde se encuentran la mayoría de tus visitantes internacionales. También puedes observar las necesidades lingüísticas del área donde quieres introducir tu marca.

  1. Presupuesto

Cuando investigas una lengua, ten en cuenta los costos estimativos de traducción. Si piensas usar herramientas de traducción automática, quizá no consigas los mejores resultados. La mejor manera de traducir tu blog es contratar traductores profesionales, los que además pueden contar con experiencia en servicios de globalización.

Trabajar con profesionales que comprenden todos los matices de las búsquedas por palabras clave y del SEO ayuda a que tu contenido sea relevante en la lengua meta.

  1. Títulos de artículos

Hay expresiones y combinaciones de palabras que funcionan bien en una lengua pero que pueden no tener sentido en otra. Es recomendable utilizar traductores profesionales o nativos que sepan cómo adaptar los títulos para que tengan sentido en la lengua de tu público meta.

  1. Enlaces a los artículos

Revisa todos los enlaces en tu blog. Asegúrate de que las páginas que contienen los enlaces del blog que dirigen a los lectores hacia los artículos estén en una lengua similar a la de los artículos.

  1. Etiquetas

También deberías traducir las etiquetas meta y otras etiquetas en tu artículo original, para brindarles una experiencia sin interrupciones a tus lectores. Los traductores profesionales ayudan mucho en esto.

  1. Call to action (CTA)

No pierdas de vista tu CTA. Una CTA bien traducida incrementa el número de clics y el número de posibles ventas.

Si buscas una agencia de traducción profesional, confiable y accesible para tus traducciones de blogs no dudes en contratar a Trusted Translations. Somos una agencia de traducciones y de intérpretes reconocida mundialmente y contamos con la capacidad de traducir a más de doscientas lenguas gracias a nuestros más de diez mil lingüistas expertos.

Estamos aquí para ofrecerte una experiencia de traducción de blog exitosa y sin problemas.

Foto: inspirexpressmiami de Pixabay

Etiquetado con: