EL BLOG DE TRUSTED TRANSLATIONS

BÚSQUEDA

EL BLOG EN OTROS IDIOMAS

Redes sociales

IAL: Ido, el descendiente

AdobeStock_468039058-768x464

Gracias a nuestros artículos anteriores, tú ya has adquirido un entendimiento general acerca de las lenguas auxiliares. También has recibido un curso acelerado sobre la más popular de ellas: el esperanto. ¿Sabías que hay otras IAL dando vueltas por el mundo de las lenguas?

Tendrías razón en preguntarte por qué necesitaríamos más de una. Sin embargo, aquí estamos. Hablemos sobre ido.

Historia

‘Ido’ significa descendiente en esperanto. No es un nombre tan rebuscado como parece, ya que ‘ido’ es literalmente un descendiente del esperanto.

Creado en 1907 por un grupo más bien disperso de defensores de las IAL, Ido fue un intento de mejorar el esperanto. Entre los posibles colaboradores están Louis Couturat y Louis de Beaufront. Como parece ser el caso con… todo, hubo algunas bromas de mal gusto y engaños de por medio.

Los creadores del ido efectivamente tenían una meta noble. Querían realizar algunos cambios lógicos en el esperanto para hacerlo más fácil de aprender y más versátil. Hubo un impulso en esos tiempos para elegir una de las muchas lenguas construidas de la época para ser la elegida.

La elegida contaría con el apoyo de la Delegación para la Adopción de una Lengua Auxiliar y sería coronada la ganadora del derby de las IAL.

Como te puedes haber imaginado, hubo disputas. Varias facciones defendían el esperanto, revisiones del esperanto y otras lenguas construidas. Después de mucho tiempo y muchas reuniones, el comité no pudo elegir una sola lengua para representar el movimiento IAL.

Ido no supo desafiar al esperanto en popularidad. Es, sin embargo, un excelente ejemplo de los cismas y de las facciones que asedian el movimiento de las lenguas auxiliares. Si bien eran personas cuya meta era la paz mundial, objetivamente, se les daba fatal trabajar juntos.

¿Es viable y práctico el ido?

El ido no es una mala IAL. Se enfrentó a problemas prácticos del esperanto, como los signos diacríticos en la lengua escrita. También introdujo un pronombre universal para todos los géneros (un caso de progresismo premonitorio). Estos eran cambios positivos.

Mientras el ido hacía cambios prácticos a su “padre,” los enredos personales que plagaban su introducción eclipsaron su utilidad. Y a pesar de su renacimiento en Internet, no está lo suficientemente difundido como para que sea particularmente viable.

¿Necesitamos el ido?

Honestamente, no necesitamos el ido. Tiene pocos adeptos y no sirve sino para fracturar el movimiento IAL. Para que una lengua auxiliar tenga éxito, sería más beneficioso que las comunidades del esperanto y del ido trabajasen juntas.

Tener pequeñas ramas de las IAL más ampliamente difundidas no ayuda a nadie. Solo sirven para confundir el asunto y complicar la implementación de una IAL global. Los enredos y las disputas sobre quién vería su IAL elegida se oponen directamente a las metas y a las filosofías del movimiento IAL.

Pros y contras

Hay pros y contras para cualquier lengua auxiliar, y el ido no es la excepción.

Pros

  • Como habíamos dicho, el ido quita los signos diacríticos del esperanto. Quitar los acentos y otros signos simplifica la lengua y la hace más accesible y más fácil a la hora de escribir, tanto a puño y letra como con máquinas de escribir o computadoras.
  • Sustantivos neutros. El esperanto fue desarrollado con supuestos sustantivos masculinos. El ido elimina la necesidad de usar sufijos femeninos al hacer que los sustantivos sean neutros.
  • Zamenhof estaba de acuerdo. Muchos de los cambios que se le hicieron al esperanto para conformar el ido fueron aprobados por el mismo Zamenhof. Él sabía que su lengua no era perfecta y vio los cambios con buenos ojos.
  • Facilidad de uso. El ido es más fácil de aprender y usar que las lenguas naturales y mantiene la falta de tendenciosidad por las lenguas madre, lo que es fundamental para cualquier lengua construida.

Contras

  • Pocos hablantes. Debido principalmente a los enredos y a los egos, la fragmentación de la comunidad de las IAL hizo que se desperdiciara el potencial del ido. El ido solo tenía unos centenares de hablantes en el auge de su popularidad inicial. Está muy lejos del esperanto, que está mucho más difundida, en cuanto al número de usuarios.
  • El mayor contra del ido es que simplemente no es necesario. Este descendiente del esperanto puede ser incorporado al esperanto y mejorarlo sin fragmentar el movimiento para establecer una IAL verdadera.
  • Tendencias occidentalistas. El ido, como el esperanto, es principalmente derivado de lenguas occidentales. Mientras que, de hecho, posee cambios gramaticales que lo hacen más fácil de hablar para los hablantes de lenguas orientales, africanas o de otras lenguas indoeuropeas, el ido sigue teniendo una tendencia occidentalista.

El ido en la actualidad

Como pasa con otras lenguas auxiliares, el Ido ha recobrado cierta popularidad a medida que los adeptos formaron comunidades a través de Internet. Sin embargo, solo alcanza a un pequeño segmento del mundo.

La Unión para la Lengua Internacional Ido está activa y se ha mantenido activa durante décadas. Se celebran conferencias en ciudades de toda Europa. El congreso de 2019 tuvo lugar en Berlín. Quince personas asistieron y representaron a dos países.

Hay algo de literatura disponible en ido, incluidos diarios y revistas de varias sociedades de ido europeas. Hay algunas obras traducidas e incluso una versión de Wikipedia en ido, conocida como Wikipedio.

Ido es un buen ejemplo de la necesidad de una mayor cooperación en el mundo de las IAL. Es poco probable que se expanda por todo el mundo, pero tiene muchos atributos para contribuir al movimiento.

¡Mantente atento a nuestra siguiente y última publicación acerca de las IAL! Mientras tanto, si buscas traducir lenguas más firmemente establecidas, ponte en contacto con nosotros.