La lectura del texto antes de traducir

El traductor inicia la primera etapa del proceso traductor, la etapa de comprensi贸n (ex茅gesis). El objetivo es extraer todo el contenido y el valor expresivo del texto para luego reformularlos en la lengua de llegada.

La captaci贸n y la comprensi贸n del texto no finalizan el proceso comunicativo abierto por el autor, sino que lo reinician, con lo cual el lector/traductor se convierte en portavoz del autor del texto original y, a la vez, en autor del texto traducido en otra lengua.

El traductor es tambi茅n un lector at铆pico en la medida en que suele realizar聽 lecturas en una lengua que no es la propia.

En cada una de las dos fases principales, comprensi贸n y reexpresi贸n, el traductor debe contar con una competencia ling眉铆stica 贸ptima en sus idiomas de trabajo y, de forma no menos importante, con un ampl铆simo acervo de conocimientos.

El traductor debe esforzarse por ser el mejor lector del texto. En su primera lectura, el traductor se familiariza con el texto en su conjunto.

Los problemas de tipo textual (relacionados con elementos l茅xicos o conceptos desconocidos) exigen una soluci贸n espec铆fica.

Los problemas de tipo extratextual (relacionados con el motivo y la funci贸n deseados de la traducci贸n) influyen en la estrategia traductora adoptada frente al texto en su totalidad. Una lectura intensiva es la base de un an谩lisis sint谩ctico, sem谩ntico y pragm谩tico del texto.

Etiquetado con: